Opinión

Como "sarao" no ha estado mal

Foto de familia de la Cumbre de la OTAN en Madrid,el pasado día 29 de junio.

Si algo demuestra el éxito organizativo y logístico de la reciente Cumbre de la OTAN celebrada en Madrid es que los españoles somos los mejores del mundo montando “saraos”, posiblemente herencia histórica y fruto de la larga experiencia que tenemos cuando se trata de festejar algo.

Meternos en el análisis del documento en el que los jefes de Estado y de Gobierno han plasmado los futuros objetivos que se plantea la Alianza, empezando por el llamado “concepto estratégico”, no tiene sin embargo la misma lectura. Ello a pesar de que todos los miembros de esta alianza militar han aplaudido, al estilo de los numerosos miembros del Gobierno norcoreano, a un presidente norteamericano que ha sido quien ha decidido unilateralmente los puntos más importantes de esa agenda de futuro.

Siendo honestos, también son los Estados Unidos los que pagan la mayor parte de la factura de la OTAN, un 69,1% del total el pasado año, por lo que parece coherente que se les haga más caso que a nadie.

No obstante, las premisas que plantea ese documento adoptado en la cumbre, presentan a una Alianza, desde mi punto de vista, excesivamente agresiva, que parece aprovechar con la invasión de Ucrania que el Pisuerga pasa por Valladolid para justificar una intensa y carísima militarización de Europa, situando más tropas que nunca en la frontera con Rusia. Olvidando que esta ha sido la principal causa que ha provocado la actual guerra en Ucrania.

Los hechos han demostrado que provocar a un chulo arrogante como Vladimir Putin no es lo más inteligente, al menos para los ucranianos.

Por otro lado, que la OTAN mire ahora hacia China como una potencia a la que hay que vigilar solo porque Biden está empeñado en convertirla en un enemigo económico para su país, es una estrategia que los europeos no tenemos que seguir con obediencia debida, sobre todo cuando llevamos décadas vendiendo nuestro continente a los chinos y aprovechando su desleal e inhumana forma de producción para ganar más pasta. Nada es gratis y menos lo made in China.

Para terminar este rápido examen de la declaración conjunta, aumentar exponencialmente la financiación de la OTAN has alcanzar el 2% de los diferentes PIB nacionales en unos años, no es más que otra imposición del aliado norteamericano. Si bien hay que reconocer que el contribuyente de ese país debe estar hasta el gorro de pagar casi el 70% de la seguridad europea, también lo es que la Alianza está diseñada para que las guerras se libren en Europa, lejos de territorio norteamericano.

Además, no se puede pasar por alto el hecho de que será el sector industrial de defensa de los EEUU, el más desarrollado de todos los países miembros, el que más se beneficie de ese chorro de dinero que vamos a gastar en cualquier tipo de cacharro que sirva para matar a otro.

Europa está a años luz del sector armamentístico norteamericano y tendrá que adquirir buen parte de los suministros en la tienda de nuestro aliado. Y eso que ahí lo españoles somos de los mejor situados pues a nivel continental tenemos una industria militar realmente destacable comparando con otros países europeos.

Finalmente, en contra de la opinión de nuestro Gobierno y a la luz de la ambigua declaración sobre la "amenaza del sur", sospecho que entre las prioridades de la Casa Blanca sigue sin estar la defensa de Ceuta y Melilla.

En esta cumbre, los españoles hemos puesto la discoteca, la bebida y los camareros, pero la música la ha traído un DJ venido de fuera. No obstante, como "sarao" no ha estado mal.


Valora este artículo
(4 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Opinión

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.