Opinión

Es inconsciencia

Pedro Sánchez mantiene su intención de conceder los indultos a los golpistas catalanes para contar con su apoyo parlamentario.

¡Madre mía!, menudo fraude cutre. Pedirle a Oriol Junqueras que haga pública una especie de renuncia a volver a intentar un golpe de Estado con el fin de que sirva de coartada a los indultos por la cara que prepara el presidente Pedro Sánchez para ese grupo de delincuentes, es un insulto a la inteligencia. Incluso para aquellos que están de acuerdo con esa fórmula de garantizar la impunidad a criminales que puedan resultar útiles a los intereses del Gobierno.

La verdad es que, dentro de esa dinámica y aplicando el principio jurídico de que quien es inocente para el delito más grave, lo es para el menos grave, habría que indultar a casi toda la población carcelaria española si se pretende cumplir el principio constitucional de igualdad ante la ley y de igualdad de trato ante la Justicia.

Más aún, también se podría apelar, como hizo Sánchez, a la “concordia”, y liberar a narcos porque sus productos en el mercado proporcionan gran satisfacción a los adictos y eso, seguramente, también contribuye a la “concordia”.

Incluso, puestos ya a dejar libres a golpistas, podríamos hacerlo con los etarras que cargan sobre sus espaldas con casi mil asesinatos. Al fin y al cabo lo de irles trasladando por goteo a cárceles cercanas al País Vasco y ceder competencias penitenciarias a ese Gobierno autonómico, solo oculta un torpe intento de lograr una excarcelación por la cara de aquellos a los que ahora se pretende premiar por ir arrancándoles brazos y piernas a golpe de bomba a la gente que pasaba por la calle.

De hecho, puestos a indultar, también podría Pedro Sánchez hacerlo con los que participaron en los atentados de Barcelona, y sacarlos de la cárcel el mismo día y a la misma hora en que lo hagan los golpistas catalanes, seguro que a toda la Cataluña independentista le iba a sentar estupendamente.

Por obvia, la maniobra que el Gobierno le ha pedido a Junqueras es una simple mamarrachada. Otra estupidez de un hombre extrañamente desesperado por mantenerse en la Moncloa a cualquier precio.

Es curioso, nunca he creído que lo de la Presidencia del Gobierno fuera un chollo, aunque veo en algunos expresidentes, que no en todos, una devoción casi religiosa por el poder, por seguir convencidos de que son alguien. Una adicción al atrezzo más que al fondo; al Falcon, al helicóptero, a que te abran la puerta del coche blindado, a la decimonónica pleitesía pública, más que a la infinita responsabilidad que emana del cargo.

Sinceramente, si el destino me pusiera de presidente del Gobierno de un día para otro, me acojonaría. Solo porque sería consciente de lo que España espera de mí. Por eso siempre he pensado que la ineptitud de nuestros políticos procede principalmente de su inconsciencia.


Valora este artículo
(3 votos)

Comentarios potenciados por CComment

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.