Opinión

"Cuestionable"

La reciente concesión del Nobel de la Paz al Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (WFP por sus siglas en inglés) habrá sido considerado un acierto para la inmensa mayoría de la opinión pública que ve justo el reconocimiento a esta iniciativa para combatir el hambre en el mundo.

Y así sería si viviésemos en un mundo en blanco y negro pero, como acostumbro a decir, esta vida está compuesta de una compleja, y numerosa, gama de grises.

En realidad, este Nobel de la Paz recuerda al concedido en 2009 a un Barack Obama que aún no había hecho nada, ni a favor ni en contra de la paz. Probablemente, si  la Fundación Nobel hubiera esperado a que terminara su Presidencia, que es lo que debería haber hecho, se habrían planteado otros candidatos para no hacer demasiado el ridículo.

Lo cierto es que los famosos premios llevan unos años perdiendo el brillo a base de la presentación de algunas candidaturas que son más que cuestionables.

El WFP está en esa gama de grises de “cuestionabilidad”; desde su creación en 1962 el balance del programa es, como indica el adjetivo, "cuestionable" y, desde luego, tienen muy poco que ver con la paz. Quizá, de haber existido, habría sido menos inadecuado otorgarle un Nobel a la solidaridad, o a los incentivos empresariales para aquellos fondos de inversión que monopolizan a nivel mundial los principales recursos alimenticios.

Desde luego, el WFP no habría logrado un Nobel al desarrollo ya que, como reconocen abiertamente empleados del mismo, en no pocas ocasiones la ayuda alimentaria solo ha contribuido a destruir la producción agropecuaria local del lugar al que supuestamente deben ayudar y a la emergencia de un lucrativo mercado negro de productos que llevan el emblema del programa.

Cuando se trata de acciones solidarias tan ambiciosas y amplias que, como las del WFP, mueven presupuestos multimillonarios, las buenas intenciones no son suficientes. Y, como pasa con casi todo en la vida, solo profesionales altamente cualificados y cuyos empleos no dependan de que permanezca el problema que justifica sus nóminas, son los adecuados para implementar esa “solidaridad”.

En otro caso, como sucede hoy con muchas ONGs, el que no se resuelva el problema es lo único que justifica su existencia y el aluvión de subvenciones públicas con las que se pagan esos sueldos o se compran recursos a las empresas que están en manos de fondos buitre.

Basta con hacer un balance de las últimas décadas para comprobar que, los “solidarios” de todo pelaje se han ido multiplicando a igual velocidad que los problemas que justifican su existencia.


Valora este artículo
(1 Voto)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Opinión

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.