Opinión

Un planeta con fecha de caducidad

El rover Perseverance, a bordo del cohete Atlas V, ha despegado hoy con rumbo a Marte.

Con esto de la pandemia son pocos los que tienen tiempo y ganas de informarse de qué más está pasando en el mundo y, en consecuencia, el momento se ha convertido en la ocasión ideal para que pasen cosas sin que casi nadie se entere y, sobre todo, sin que demasiada gente haga preguntas. Aún menos cuando el asunto no se encuentra siquiera en nuestro planeta sino en el espacio.

Porque la obsesión por Marte que ha embargado en los últimos años a aquellos países con capacidad para tener un programa espacial, sorprende tanto por su celeridad como por su intensidad. Sobre todo en estos momentos, en los que parece más lógico destinar todo el dinero posible a los problemas que ya tenemos en la Tierra, en lugar de dedicar presupuestos milmillonarios para crearnos algunos nuevos en otro planeta.

Y en esta sorprendente carrera, sospechosa en realidad, no están solo norteamericanos y rusos, como es habitual. Chinos, europeos y hasta el mundo árabe participan enviando a toda prisas sondas, satélites y vehículos no tripulados a ese lejano mundo buscando vestigios de lo que hace miles de años pudo ser vida.

Si aplicamos el sentido común, parece lógico pensar que esa precipitada carrera por saber si Marte fue habitable y si podría volver a serlo, puede indicar que esas agencias espaciales, y sus gobiernos, saben algo que la mayor parte de la Humanidad ignora.

La carrera para que los rovers recojan muestras que contengan indicios de vida, que se acumulan sobre la superficie marciana a la espera de que, en un futuro próximo, una nave las recoja y las traiga a la Tierra, hace sospechar que nuestro planeta tiene fecha de caducidad. Que la degradación de la Tierra y de su atmósfera es ya irreversible, pero reconocerlo supondría acabar con la sociedad en la que vivimos hoy. De hecho, significaría el final de esta civilización, que no de la civilización.

Ignoro si tienen razón aquellos que sitúan la supervivencia de nuestro planeta en poco más de 100 años, ni si en ese plazo tendremos ya humanos nacidos en Marte, marcianos aunque suene mal, aunque a más corto plazo, lo de traernos muestras extraterrestres a la Tierra sin saber qué es lo que podemos estar introduciendo tras nuestras propias líneas, me parece imprudente.

Suena de ciencia ficción. También lo era hasta hace unos meses pensar en una pandemia planetaria.


Valora este artículo
(2 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Opinión

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.