Opinión

Aplazamientos de pago, no ayudas

Las constantes ruedas de prensa se han convertido en campañas de autopromoción para el Gobierno.

Bueno, si hay algo que sí ha logrado nuestro Gobierno en esta crisis, es convertir los partes de guerra, lo que antes se denominaban ruedas de prensa, en campañas de promoción. No obstante, hay que reconocer que los demás gobiernos europeos y hasta la Comisión Europea, han hecho lo propio.

Lo cierto es que todas esas medidas de apoyo a los diferentes sectores económicos y sociales, una auténtica cascada diaria, son en realidad y en su inmensa mayoría, aplazamientos de pago. Algunos incluso sin intereses ni gastos, aunque son minoría.

Las medidas de apoyo a los autónomos y pymes, que son los que conforman la mayor parte de la realidad económica española, son un puñetero fraude. La letra pequeña de los precipitados reales decretos que va aprobando el Consejo de Ministros siguiendo el principio soviético de que la cantidad de por sí tiene cierta calidad, solo da acceso a una ínfima minoría de profesionales a medidas que son realmente de ayuda.

Lo cierto es que, en la coyuntura en la que estamos, solo sirven aquellas medidas de ayuda que sean a fondo perdido y, como bien sabe Pedro Sánchez y no dejan de recordarle las instituciones financieras internacionales, España está endeuda hasta las cejas y no se puede permitir ayudar a sus ciudadanos. Tenemos un billón de euros en deuda pública, de la que son titulares principalmente los bancos y los fondos buitre, ¿de dónde va a sacar el Gobierno para “perdonarle” a los autónomos su cuota mensual o eximir del pago de cuaquier impuesto a ciudadanos o empresas?

Para que las ayudas realmente lo fueran, lo primero que habría que hacer es una reforma constitucional para suprimir el regalito que nos dejó el expresidente Zapatero al incluir en la Carta Magna el pago de esa deuda pública como la primera obligación del país.
En segundo lugar, Hacienda tendría que arrimar el hombro y reducir la carga fiscal, cosa que, por supuesto, ni se menciona. Ni tan siquiera ha aplazado la campaña de la renta.

Es lógico, si no tenemos dinero para cumplir con el despotismo de los criterios de déficit, menos vamos a tener para poder ayudar al ciudadano.

Lo único que está autorizando el Gobierno es que la gente acumule deuda para pagarla más tarde, si puede. Los que no puedan, quebrarán.

Esto, en realidad, es un fraude porque, cuando esto termine, se va a exigir a familias y profesionales que paguen lo atrasado igualmente a pesar de que, legalmente, ni unos ni otros han podido trabajar durante el estado de alarma para obtener ingresos con los que poder pagar.

Si bien, el derecho a salir a los balcones a aplaudir cada tarde, es gratis. Todavía.

Veremos a cuántas familias les queda balcón en el que aplaudir cuando, una vez terminado esto, nos toque pagar toda la deuda acumulada.


Valora este artículo
(2 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Opinión

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.