Milton

Insurrrectos

Me preocupa la actitud de los cuatro pelos que me quedan en la cabeza. Y no es que yo pretenda conminarles a hacer algo contra su voluntad, pero lo cierto es que cuando les paso el peine y los inclino hacia la derecha, ellos siempre vuelven a ponerse tiesos y, finalmente, terminan descansando hacia la izquierda. Y eso no es bueno.

Porque cuando yo era joven y tenía esa melena abundante en la que costaba insertar el peine, todos terminaban inclinándose hacia la dirección indicada por el uso y las buenas costumbres, que es siempre la derecha. Pero ahora con tanto progresismo y con tanto podemita, cuando les ordeno formación cerrada a la derecha, se me ponen en plan rebelde, empecinados en ponerse de punta, como un reto al poder constituido, y así fue como empezó la revolución contra el zar en Rusia.

A veces, cuando les veo que están en plan insurrectos total, me acerco al espejo y les miro fijamente. Algunos hasta se entrelazan entre ellos haciéndome un corte de mangas capilar. Se creen que no me doy cuenta, pero yo sé de qué van: de 15M y del “solo sí es sí”. A mí no me la pegan.

En esos días en que, tras peinarlos, los pelos insurrectos vuelven a su erecta posición, me pregunto por qué con la edad no todos los órganos del cuerpo responden igual. Aunque no lo digo en plan guarruno, es que se me ha ocurrido ahora mismo.

Incluso, a veces, cuando les veo clara la negativa a dejarse peinar, cojo el megáfono y les conmino a respetar el orden constitucional establecido diciéndoles lo de "les hablan los antidisturbios, disuélvanse pacíficamente", pero ni caso.

Sin embargo, como soy un gran demócrata, siempre les digo que no pasa nada, que les perdono, que pelillos a la mar. Entonces salen todos pitando a la playa y por eso no es que yo esté más calvo cada día, es que no vuelven.

Por suerte, son cuatro y medio los insurrectos que me quedan sobre la cabeza, si tuviera mi cabellera de hace 20 años, estos fijo que asaltan el palacio de invierno y me fusilan. Malditos comunistas.


Valora este artículo
(2 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton
Milton
Por Fin

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.