Por Fin
Por Fin

Milton

La radial

He estado pensando que ahora que el Gobierno quiere reformar la Constitución para adaptarla a la realidad social española, deberíamos aprovechar y hacerlo con una visión más amplia, valiente, pragmática, resiliente, emponderable, igualitaria y antifranquista por supuesto.

Por ello, no debemos perder de vista la acuciante necesidad de dotar de un marco legal en la Carta Magna a una gran realidad social española: la sierra radial.

Debemos reconocer el inalienable derecho, y a la vez deber, que todo español tiene de dar por saco haciendo chapuzas con una sierra radial al despuntar el alba en los días festivos. Porque al innegable derecho al descanso que tiene cualquier ciudadano, es consustancial la obligación de aguantar a un hijo de Putin haciendo ruido al amanecer.

Y al igual que es constitucional el derecho a una vivienda digna, debe serlo el de, mientras los vecinos duermen, realizar ruidosas reformas en ella con toda suerte de maquinaria y aparataje que tire más decibelios que un Harley tuneada. De hecho, desde mi punto de vista, dentro de la educación obligatoria establecida en la Constitución, habría que incluir una asignatura que se llamara algo así como “Uso de radial, Black&Decker con percusión, pica-pica de gasoil y otras técnicas de darporsaquismo al vecindario”; pa mí que hasta debería tener su titulación universitaria.

Como notable jurista que soy, también me he planteado la posibilidad de que la tenencia de mascotas, concretamente de perros pequeños de lengua larga que den molestos ladridos al amanecer, venga precedida de la obligatoriedad de contar con un curso, con su correspondiente licencia, de uso de sierra radial para que, de no lograr los ladridos del chucho fastidiarle el sueño a los vecinos, el objetivo se logre por medios mecánicos.

Todo ello para hacer realidad el sueño de ese gran hombre que convirtió el uso de la maquinaria para dar por saco en un derecho constitucional: Leroy Merlin.


Valora este artículo
(4 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.