Milton

No entienden de energía

A mí porque no me gusta destacar, ni quiero hacerle sombra a Pedro Sánchez, que eso de no figurar lo lleva fatal el muchacho, pero si me llegan a avisar con tiempo para asistir al Consejo Europeo de hoy, me llevo mi plan de ahorro energético remasterizado y me hacen la ola.

Miren los jefes de Estado y de Gobierno de la UE son buenos chicos, caros y algo torpes, pero sin mala intención. Lo que les pasa es que de esto de la energía no entienden, porque no se trata de limitar el precio del gas para hacer bajar el recibo de la luz, se trata de que cada uno produzca su propio gas para no tener que comprárselo a ningún hijo Putin y poder derrocharlo alegremente.

Para ello, se le quita la subvención de 20 céntimos al litro de gasolina y se le pone a la lata de fabada Litoral, asignando un puñao de ellas a cada familia junto con unos cuantos botes de guindillas picantes. Les aseguro yo que en una semana tenemos que decirle a los buques metaneros que vengan vacíos para cargarlos aquí con el sobrante de la producción doméstica de gases.

Lo bueno además de este eficaz medio de producción energética es que, si tienes un excedente de gases porque la fabada te ha sentado particularmente mal, te compras unos tapper en el Alcampo y lo almacenas para cuando vengan las vacas flacas. Ahora, cuidado al abrir el tupper por la descompresión, ¿de qué se creen sino que se produjeron los terremotos en el depósito submarino de gas, ese llamado Castor frente a la costa de Castellón?

Es verdad que si lo que queremos es limitar el efecto invernadero, lo suyo son las energías limpias, la eólica, que se fabrica abanicando o soplando, vale a pleno pulmón, pero con cervecilla o tintorro barato, lo de soplar resulta más gratificante.

Personalmente he probado a lavar las pilas con Mistol, pero aún no he logrado avances significativos en la consecución de energía limpia a través de este sistema experimental.

Y este "mix energético" que he diseñado quedaría cojo si no incluimos la producción de energía por fricción. Consiste en frotarse de forma compulsiva y lujuriosa con cualquier valkiria desconocida de voluptuosas curvas a la que uno se encuentre por la calle, lo que, precisamente por esa frotación, produce entre ambos cuerpos una carga de iones, neutrones y de lo que haga falta. Además, a la energía producida hay que sumarle el mogollón de julios de potencia que consigues cuando la gachí te suelta esa guantá que te se salen los piños de la boca en plan "mariquita el último".

Ahora bien, no hay que olvidar que a los beneficios de este sistema de producción hay que restarle luego los gastos de dentista. Si bien, la huella de carbono, nula. De verdad.

Lo del gasoducto ese desde Barcelona a Marsella es una tontería, de no entender de esto, porque aquí a mi barrio en las Tierras Altas viene el butanero todas las semanas sin tanto rollo de acuerdos entre países y sin echar tubos al mar.

Otra cosa es que pusieran la tubería de Barcelona a Marbella y metemos a los turistas en Barcelona para que se vengan dando un paseíto hasta aquí. Esto es lo que se conoce como recibir turistas por un tubo.

Lo que les digo, no entienden de energía. Fíjense en las imágenes del telediario y verán que el butanero de mi barrio tampoco está entre los reunidos en el Consejo Europeo. Le han hecho el vacío como a mí.


Valora este artículo
(3 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.