Milton

"Protocolo Estoy Perdido"

Al ver en la tele lo del volcán en Canarias y las pertinaces lluvias torrenciales que nos asolan, me he dado cuenta de que las autoridades públicas tienen previstos protocolos de actuación para todas esas eventualidades, por lo que he decidido copiar la idea y diseñarme planes similares para mis propias emergencias.

De esta forma evitaré que, cada fin de mes, mi existencia se convierta en una situación dramática similar a una hambruna africana o a un concurso de Miss Camiseta Mojada en una discoteca de Kabul.

Por ello, previendo la asfixia económica que comienza el veintitantos de cada mes, he diseñado el “Protocolo Estoy Perdido”, cuya primera medida consiste en enviar al Erte a todos los insectos de la casa. Al día siguiente, te declaras en quiebra, fraudulenta por supuesto, haces un ERE de todos tus vecinos y llenas la calle de galletitas con laxante para que los perritos hagan sus caquitas en sus casitas y no en tu puerta. Cierto que esto último no ayuda a llegar a fin de mes, pero el sabor de la venganza siempre resulta reconfortante

Obviamente, convocatoria inmediata de una conferencia de prensa en la que informas a los medios de comunicación de que tu intención era hacer como los bancos, despedir a un puñao gente por el morro a pesar de que te salgan los beneficios por las orejas. Sin embargo, la adversidad económica de esta época poscovid, más la tambaleante situación financiera de la inmobiliaria china Evergrande y el hecho de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, siga despechada contigo desde que se enteró de lo tuyo con Elsa Pataky, te obliga a no pagar a nadie para poder gastártelo en ti mismo, que es donde comienza la generosidad, como bien dice el refrán.

Tras dejar claro que, siendo fin de mes, lo de que la gente pretenda que les pagues es casi una vulgaridad, se aplica el segundo punto del protocolo, que es el que dice "ma vale de pedí que de robá", y te pones a pegarle sablazos a todos los que conozcas, e incluso a desconocidos con caras de buenas personas, que lo mismo alguno pica.

Finalmente, si aun aplicando estrictamente estas inteligentes medidas anti-fin de mes, resulta vencido por la adversidad de las circunstancias, el "Protocolo Estoy Perdido" recomienda que, sin perder la dignidad, acuda, de rodillas y lloriqueando, al domicilio de la exnovia más pudiente que haya tenido implorándole que le ponga un quiosco de chuches en La Alameda, un sector económico, como siempre les digo, insuficientemente valorado, como le pasa a las monedas virtuales.


Valora este artículo
(2 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.