Milton

Variante Gamma

Madre mía, he estado malísimo, víctima del coronavirus de las Tierras Altas, a punto de morir. Hasta he tenido que ingresar cada mediodía, justo a la hora del aperitivo, en la UCI (Unidad de Cervecillas Irredentas). Todo por el aire acondicionado.

Porque en mi gruta, el aparato de aire está colocado justo a la altura en que el chorro a 7ºC te pega en el cogote. Entonces, tras varias horas de sentir el gélido frío, empecé a padecer dolores premenstruales en la nuca. También pensé que podía ser la próstata y que podría ser culpa de los yihadistas, que también tienen próstata, incluso del Vietcong que, a pesar de su reducido tamaño, pueden tenerla aunque sea como la de los Click de PlayMobil.

Viendo que los dolores de cuello no remitían y que me impedían observar con libidinosa mirada a las valkirias exuberantes que pasaban por la calle, acudí a un profesional para que tener un diagnóstico. Pregunté por mis dolencias a un conocido que es el mecánico que arregla las ambulancias del 061. Cuando se trata de la salud, hay que ponerse en manos de los mejores que uno conozca.

Examinó mi cuello y espalda y fue tajante en su diagnóstico: Era el aire acondicionado y había contraído el coronavirus del polo, la variante Gamma para ser más exactos. ¿Estás seguro?, pregunté con manifiesta alarma. “Fijo de que sí”, aseveró con la seguridad que solo se consigue con una vasta experiencia clínica. “Milton, lamento decirte que tienes una urbanización del iglús en el cogote. Viviendas unifamiliares adosadas con tres dormitorios, dos baños y garaje para el trineo, con gélidas extensiones propias para la caza de osos polares, y con facilidades de financiación”, afirmó sin titubear.

¿Seguro? ¿Cómo lo sabes?, pregunté angustiado. Aseguró que lo ponía en el cartel promocional y que había una pareja de esquimales visitando el piso piloto.

Entonces lo supe: me había infectado por el aire acondicionado y me había salido una urbanización en la chepa. Y con la mala suerte que tengo, seguro que está fuera de ordenación, llegan los de Urbanismo y me lo derriban.
Para que luego digan que el coronavirus no ha salido de un laboratorio. En cuatro telediarios se ha convertido en promotor y se ha dedicado a construir ilegalmente.

Verán cómo en unos días más ha aprendido a untar a concejales y que se hace el loco a la hora de pagarme mi comisión del 5%. Malditos chinos.


Valora este artículo
(3 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.