Milton

El TEC

Aquí en Marbella deberíamos tener también un programa piloto como el que hacen en Mallorca con los alemanes y traernos puñao turistas en un avión para comprobar si el destino es seguro a pesar del coronavirus. Se trata de traerte gente de fuera para ver qué pasa, porque si pasa, como son extranjeros, pues que nos echen un galgo.

Aunque yo siempre he sido un gran optimista y creo firmemente que si el modelo centroeuropeo de TEC (Turista Estándar de Combate) es capaz de sobrevivir a un vuelo de bajo coste, a quemaduras solares de tercer grado, al plato de paella a 4,50 euros, manifiesto ninguneo del camarero incluido, y a brutales excesos de alcohol barato a precios prohibitivos, los coronaviruses se los toma con las cañas de aperitivo y luego escupe el hueso.

Y es que lo de la prueba piloto de Mallorca también denota una cierta desconfianza hacia nuestros TEC, una especie que es tan española y cañí como el toro de lidia. Sorprende incluso que Vox no reivindique también al TEC como parte de nuestro elenco cultural.

Me pregunto si nuestros destinos turísticos serían tales sin la imagen de un británico balbuceante y manifiestamente ebrio achicharrándose en la hamaca de la playa. O sin el grupo de jóvenes teutonas obscenamente disfrazadas, celebrando la despedida de soltera a golpe de sangría de tetra brik, o echando la vomitona en un macetero de propiedad municipal. Los listos del Ayuntamiento, con tal de ahorrarse el abono.

Pues yo les digo que no, no seríamos nosotros. Seríamos otros, pero no nosotros -esto es profundo-.

El TEC es tan nuestro como la tortilla de patatas, el gazpacho, un espeto de sardinas o pagarle al fontanero sin factura. Piénsenlo, si no fuera por el TEC, ¿quién iba a alquilar cuchitriles por todo el litoral a precios prohibitivos encareciendo de forma desmesurada el precio de los arrendamientos para los nacionales pringaetes con nómina de superviviencia? ¿Y quién iba a conducir por la ciudad de forma temeraria con coches alquilados convirtiéndose en objetivo de la ira de los conductores nativos?

El TEC es a los destinos turísticos del Mediterráneo lo que el lince ibérico a Doñana. Para mí que debería estar protegido y disponer también de un centro de cría en cautividad.

Verán como cuando se extinga vienen las madres mías.


Valora este artículo
(2 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.