Milton

No está claro

Pues a mí no me queda del todo claro qué se puede hacer en cada fase, porque yo me he confundido con eso de que los perros puedan salir antes que los niños y lo de abrir los bares antes que los colegios. Gran idea por cierto: pocos profesores pueden sustituir a las barras como lugares de conocimiento y reflexión.

Y esto es una verdad objetiva, porque en el cole la profe nunca aparece ataviada con un sucinto tanga para bailar asida a una gruesa barra de acero. Creo que ni en los de pago. Tampoco enseñan al alumno esas matemáticas avanzadas que permiten determinar si lo que uno lleva en el bolsillo suma lo suficiente para tomarse otra cervecilla antes de que el segurata te eche a empujones del local por intentar gorronear a la camarera.

Pues con esto de las fases pasa algo parecido. No logro aclararme en qué fase se permite corretear desnudo por zonas públicas perseguido por varios policías locales, ni cuándo se puede dejar de pagar la hipoteca por el morro y echarle la culpa al Covid-19 o solicitar un crédito ICO para comprar una radial y sumarse a esa legión de capullos que cada domingo por la mañana, siempre al amanecer, hace las prácticas del curso “Cómo despertar a todo el barrio”. Aún no entiendo por qué no les dan una Erasmus para que se vayan a dar el coñazo a Europa.

Tampoco me queda claro si lo de la distancia social es aplicable a aquellos que, por motivos profesionales, no podamos respetarla. Acosar a las damas vestido únicamente con la elegante gabardina Burberrys y los zapatos de fino tafilete italiano con calcetines de seda color borgoña a juego, no es una actividad que se pueda realizar a dos metros de distancia. Cuando sea reconocida como disciplina olímpica, lamentarán no haber incentivado esta sana práctica.

O que alguien me cuente en qué fase podemos volver a cumplir la tradición de hacer llamadas obscenas a la Agencia Tributaria coincidiendo con la campaña de la declaración de la renta.

Les digo un cosa, con esto de la pandemia no solo nos estamos dejando la salud; también nuestro legado cultural.


Valora este artículo
(3 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.