Milton

Dudas sobre la desescalada

A ver si he entendido esto del proceso de desescalada que explicó ayer el presidente del Gobierno. Entonces, los que ni tenemos niños, ni perro, ni paseamos, ni hacemos deporte, ni hacemos nada útil, ¿podemos irnos a los bares?

El bueno de Pedro Sánchez, mucho hablar, pero de contestar a las preguntas realmente importantes nada de nada.

Y les advierto que la idea esa de abrir la hostelería limitando su aforo al 30% es inconstitucional, porque si los demás tienen su motivo para desconfinarse, beber cervecillas debería estar contemplado en ese plan de desescalada; los cruzados de San Miguel y devotos de Cruzcampo deberíamos tener nuestro ratito de asueto en la barra. Eso es culpa de los podemitas en el Gobierno, que pretenden marginar a la gente de fe.

Incluso nos podrían subsumir como deportistas profesionales para realizar el entrenamiento individual de la “fase 1”. Mantener estos abdominales cerveceros en perfecto estado no se logra sin sacrificio.

Además, esa limitación de aforo obligará al 30% de parroquianos a beberse el 100% de las cerves para que el negocio no pierda dinero. No solo es pura matemática, también es solidaridad, que en momentos como estos todos tenemos que arrimar el hombro.

Lo que tampoco quedó claro es si los créditos ICO garantizados por el Estado son solo para las cervecillas o también te puedes pedir ración de gambas. Ni si el que invita a alguna ronda puede luego desgravársela o si, en sentido contrario, se le puede aplicar un ERTE al que no invita nunca.

Y mil dudas similares, porque a mí nadie me ha aclarado si en la "nueva normalidad" el camarero nos seguirá perdonando la vida cuando entremos en el bar, ni qué pasa con la hora feliz. ¿Eso dónde va, en la fase 2 o en la 3?

Un poco caótico todo esto.


Valora este artículo
(2 votos)

Comentarios potenciados por CComment

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.