Milton

Desescalada

Me tienen loco con esto de cambiarme el paso en el confinamiento, porque yo ya me había alquilado el perro para darme el paseíto por la tarde y ahora va Pedro y dice que los niños también van a poder salir. A ver ahora dónde busco yo alguien que me preste un crío.

Yo me hice mis ilusiones cuando empezaron a hablar de lo de la “desescalada”, y me veía devolviendo al chucho en el rent a car. Porque el que yo me alquilé era de los caros, un perro mudo, que a mí me molestan mucho los ladridos y, cuando tiene alguna queja, el bicho da palmas con las patas y yo saco la guitarra para que se arranque por sevillanas. Un artista, pero carísimo.

Pues ahora tengo que buscarme alguna familia que me preste un niño.

Sin embargo, también le he visto el lado positivo, porque si salgo a pasear al perro con un niño, supongo que podré estar en la calle el doble de tiempo e ir el doble de lejos. Son matemáticas básicas.

Claro que cuando telefoneé a un amigo y le expliqué mi plan, me dijo que tuviera cuidado con la Guardia Civil, que ya no es como antes y ahora son casi como los del CSI, que si me pillan en la calle también me pueden decir que el niño saque al perro y yo me quedo en casa.

Y puede que sea cierto, pero si nos ponemos en plan tiquismiquis, apaga y vámonos.

Porque también me puedo yo poner exigente y, cuando se pueda salir a hacer ejercicio, pedir que abran los bares porque desde siempre hago bíceps levantando cañas.

Y qué me cuentan de las mascarillas, que ahora va a tener que llevarlas todo el mundo y a ver, entre tanto enmascarado, cómo le explica uno al boticario que lo que viene es a atracar como Dios manda.

Miren como no dejan que nos vistamos de guardias, con lo fácil que es encontrar aparcamiento cuando vas armado. Pues yo creo que todos los sectores profesionales debían contar con el mismo respeto.

Por lo de la igualdad, ya saben. Bueno y las subvenciones, que reivindicar derechos sin pedir pasta no es reivindicar.


Valora este artículo
(3 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.