Los detenidos actuaban en los aparcamientos de los centros comerciales.

La red seleccionaba a sus víctimas en los aparcamientos de centros comerciales mientras introducían sus compras en el maletero; en este contexto un desconocido se les acercaba y les decía -fingiendo- que se le habían caído las llaves al suelo. El acto instintivo de buscar las llaves era aprovechado por un cómplice para sustraerle el bolso del interior del vehículo.

Leer más

Página 3 de 2824

19764

Milton

  • Unidos por el destino

    Con todo esto que está pasando con el rey emérito, me he dado cuenta de que mi vida se parece mucho a la de don Juan Carlos. Incluso hemos tenido circunstancias vitales coincidentes. Por ejemplo, a mí una vez me llevó el AVE a Madrid y el se llevó unos milloncejos del AVE a La Meca, y tanta coincidencia no puede ser casualidad.

    Leer más

  • Mi cruel casero

    Es verdad que esto de la pandemia está sacando lo mejor de la gente y que se ven gestos de solidaridad, como el que este primero de mes ha tenido mi cruel casero, que he ido a pagarle el alquiler de mi gruta de las Tierras Altas y me ha recibido sin el bate de béisbol.

    Leer más

  • Falso positivo

    Ante el preocupante repunte de brotes de coronaviruses que se está produciendo, debo insistir en la recomendación que hacen desde todas las administraciones públicas: que a esta enfermedad le pasa como a las cejas de Fernando Simón, no hay que tenerle miedo, pero sí respeto.

    Leer más

  • La mitad de la batalla

    Bien, pues ahora que el Gobierno británico nos ofende de nuevo exigiendo a sus nacionales procedentes de España sufrir la ignominia sanitaria de una cuarentena, está más que justificado que, previa reunión del Estado Mayor del Ejército, desde la Jefatura del Estado se dé la orden de invadir Chipre, Malta o alguna pequeña isla griega.

    Leer más

  • Un 18 de julio

    Es lo que están diciendo en la tele, que lo de el mogollón en el beach club con mil valkirias exuberantes tiradas sobre las camas balinesas, que es como en Bali se llama a las cosas guarrunas, mientras uno baila sobre la barra jaleado por cientos de hooligans borrachos que te colocan billetes en el refajo, cosa que yo jamás he hecho, es la mejor forma de contagiarte de lo que haga falta.

    Leer más

  • El rebrote

    Ya tenía yo previsto esto de los rebrotes del coronavirus y hasta dispongo de un protocolo de aplicación urgente para evitar una nueva propagación víricoinfectuosa que termine con el fatal y previsible desenlace de que la Agencia Tributaria diga que la anterior declaración de la renta no vale y que hay que volver a pagar.

    Leer más

  • Tal como éramos

    Es cierto que con esto de la “nueva normalidad” uno se da cuenta de que hay muchas cosas que han cambiado, porque he estado con mis muy alegres compañeros tomándome unos espetos en la playa y me he dado cuenta de que los camareros ignoran a los clientes más que antes. Es que con esto de la “marca Marbella” no dejamos de superarnos.

    Leer más

  • El concepto de maternidad

    Estando hoy tomándome unas cervecillas mientras reflexionaba sobre el concepto metafísico del Absoluto y su relación transversal con las cejas de Fernando Simón, me he fijado que un encantador niño rompía a llorar tras caer al suelo y en cómo la madre trataba de consolarle dándole besitos en la heridita.

    Leer más

    ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

    Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

    Acepto

    Utilización de "cookies"

    En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

    Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

    Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

    Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

    Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.