Internacional

La Comisión Europea presenta una propuesta para limitar los precios del gas que no soluciona nada

La ministra Teresa Ribera ha calificado la propuesta de la Comisión Europea de "tomadura de pelo"

La propuesta de la Comisión Europea para limitar las subidas de los precios del gas no satisface a la mayoría de los países de la Unión Europea, España entre ellos, que consideran inútil fijar ese tope al gas en 275 euros. Además Bruselas exige otras condiciones para poder activar el mecanismo que hacen aún más inviable la propuesta.

La Comisión ha informado a través de un comunicado de que prosigue su respuesta a la actual crisis energética proponiendo un mecanismo de corrección del mercado para proteger a las empresas y los hogares europeos frente a episodios de precios del gas excesivamente elevados en la UE.

Con ello se complementan las medidas para reducir la demanda de gas y garantizar la seguridad del suministro mediante la diversificación del abastecimiento energético. El nuevo mecanismo tiene por objeto reducir la volatilidad de los mercados europeos del gas, salvaguardando al mismo tiempo la seguridad del suministro.

Tras la invasión rusa de Ucrania y el uso del suministro de energía como arma, los precios del gas natural han sufrido unos aumentos sin precedentes en toda la UE, alcanzando máximos históricos en la segunda mitad de agosto de este año. El aumento extremo de los precios durante casi dos semanas en agosto fue muy perjudicial para la economía europea, con efectos de contagio sobre los precios de la electricidad y un aumento general de la inflación. La Comisión propone evitar que se repitan estos episodios con un instrumento temporal y bien orientado para intervenir automáticamente en los mercados del gas en caso de subidas extremas de los precios del gas. 

Un techo de seguridad para los precios del gas

El instrumento propuesto consiste en un techo de seguridad para los precios de 275 euros para los derivados TTF a un mes vista. El mecanismo de transferencia de títulos (TTF), que es la referencia de precios del gas que la UE más utiliza, desempeña un papel clave en el mercado mayorista europeo del gas. El mecanismo se activaría automáticamente cuando se cumplan las dos condiciones siguientes:

  • el precio de liquidación del derivado TTF con vencimiento más cercano (front-month) supera los 275 euros durante dos semanas;
  • los precios de TTF son 58 euros superiores al precio de referencia del GNL durante diez días de negociación consecutivos en las dos semanas.

El comunicado de Bruselas continúa informando de que, cuando se cumplan estas condiciones, la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER) publicará inmediatamente un anuncio de corrección del mercado en el Diario Oficial de la Unión Europea e informará de ello a la Comisión, a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (AEVM) y al Banco Central Europeo (BCE). Al día siguiente, entrará en vigor el mecanismo de corrección de precios y no se aceptarán órdenes de derivados TTF con vencimiento más cercano que superen el techo de seguridad para los precios. El mecanismo puede activarse a partir del 1 de enero de 2023. 

Salvaguardias para garantizar la seguridad del suministro y la estabilidad del mercado

La propuesta de Reglamento del Consejo contiene salvaguardias para evitar perturbaciones en los mercados de la energía y en los mercados financieros. Para ayudar a evitar problemas de seguridad del suministro, el techo de precios se limita a un único producto de futuros (productos TTF a un mes vista), de modo que los operadores del mercado puedan seguir satisfaciendo las solicitudes de demanda y comprar gas en los mercados al contado y en los mercado no organizados.

Para garantizar que no aumente la demanda de gas, la propuesta exige a los Estados miembros que notifiquen, en el plazo de dos semanas a partir de la activación del mecanismo de corrección del mercado, qué medidas han adoptado para reducir el consumo de gas y electricidad.

Una vez que el Consejo adopte la propuesta de hoy sobre un mecanismo de corrección del mercado, la Comisión también propondrá declarar una alerta de la UE en el marco del Reglamento «Ahorrar gas para un invierno seguro» adoptado en julio, lo que obligará a un ahorro de gas para garantizar la reducción de la demanda. Además, la AEVM, el BCE, la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER), el Grupo de Coordinación del Gas y la Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Gas (REGRT de Gas) realizarán un seguimiento constante.

Para responder a las posibles consecuencias negativas no deseadas del límite de precios, la propuesta prevé que el mecanismo pueda suspenderse inmediatamente en cualquier momento. Esto puede suceder:

  • automáticamente, con una desactivación, cuando su operación ya no esté justificada por la situación del mercado del gas natural, es decir, cuando la diferencia entre el precio TTF y el precio del GNL ya no se alcance durante diez días de negociación consecutivos;
  • mediante una decisión de suspensión de la Comisión, cuando se detecten riesgos para la seguridad del suministro de la Unión, para los esfuerzos de reducción de la demanda, para los flujos de gas dentro de la UE o para la estabilidad financiera.

También existe la posibilidad de que la Comisión impida la activación del mecanismo en caso de que las autoridades pertinentes, incluido el BCE, adviertan de la materialización de tales riesgos.

Contexto

La propuesta de hoy se basa en una amplia gama de medidas que la Comisión ha ido adoptando para abordar el problema de los elevados precios de la energía durante el año pasado. En primavera de 2022, la Comisión amplió el conjunto de medidas sobre los precios de la energía de octubre de 2021 con la Comunicación sobre las intervenciones a corto plazo en el mercado de la energía y mejoras a largo plazo en la configuración del mercado de la electricidad y el plan REPowerEU. También propuso nuevas obligaciones de almacenamiento mínimo de gas y objetivos de reducción de la demanda de gas para facilitar el equilibrio entre la oferta y la demanda en Europa, y los Estados miembros adoptaron rápidamente estas propuestas antes del verano.

Los precios han seguido aumentando en los meses de verano, marcados por condiciones meteorológicas extremas causadas por el cambio climático. En septiembre, la Comisión respondió rápidamente proponiendo medidas de emergencia adicionales para reducir la demanda de electricidad y captar los beneficios inesperados del sector energético para distribuir más ingresos a los ciudadanos y a la industria.

El 18 de octubre, la Comisión propuso medidas adicionales para abordar específicamente los elevados precios del gas y reforzar la seguridad del suministro mediante la compra conjunta, normas de solidaridad por defecto, que deben aplicarse en caso de emergencia, una nueva referencia para los precios del GNL y una banda de precios temporal para evitar subidas extremas de los precios en los mercados de derivados. También propuso la base jurídica de un mecanismo de corrección del mercado para hacer frente a los precios excepcionalmente elevados del gas a corto plazo.

La propuesta de hoy se basa en el artículo 23 y 24 de la propuesta de la Comisión de 18 de octubre. Responde al llamamiento de los dirigentes de la UE de los días 20 y 21 de octubre después de amplias consultas con los Estados miembros. Se encargó a la Comisión que presentara urgentemente decisiones concretas sobre medidas adicionales para hacer frente a los elevados precios de la energía, por ejemplo, un corredor dinámico de precios temporal de las transacciones de gas natural para limitar inmediatamente los episodios de precios excesivos del gas, con las salvaguardias necesarias. La propuesta de mecanismo de corrección del mercado contiene elementos para preservar la estabilidad financiera, que la Comisión considera esenciales.  La propuesta de Reglamento del Consejo presentada hoy se basa en el artículo 122 del Tratado, que debe ser adoptado por una mayoría cualificada de Estados miembros. Está diseñado para permanecer en vigor durante un año, pero puede prorrogarse tras una revisión prevista para noviembre de 2023.


Valora este artículo
(0 votos)

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.