Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

El texto rechazaba, además, el desplazamiento forzoso de la población civil palestina, incluidos mujeres y niños, en violación del derecho internacional, exigía la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes y reclamaba un acceso humanitario sin trabas. Recibió 13 votos a favor, uno en contra (Estados Unidos) y una abstención (Reino Unido).

Estados Unidos vetó este martes un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad presentado por Argelia en nombre de los Estados árabes, en el que se exigía "un alto el fuego humanitario inmediato que debe ser respetado por todas las partes".

El texto recibió 13 votos a favor, uno en contra (Estados Unidos) y una abstención (Reino Unido). Para ser adoptado, el proyecto de resolución debía recibir al menos nueve votos a favor y no ser vetado por uno de los cinco miembros permanentes del Consejo (China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos).

Además de un alto el fuego humanitario inmediato, el texto rechazaba el desplazamiento forzoso de la población civil palestina, incluidos mujeres y niños, en violación del derecho internacional, exigía la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes y reclamaba un acceso humanitario sin trabas.

Estados Unidos distribuyó un proyecto de resolución alternativo que apoyaba un alto el fuego temporal en Gaza, pedía el cese de los combates "lo antes posible" y exigía la liberación de todos los rehenes capturados por militantes de Hamás durante los ataques del 7 de octubre en el sur de Israel.

Estados Unidos: Resolución alternativa

Antes de la votación sobre el proyecto de resolución presentado por Argelia, la embajadora estadounidense Linda Thomas-Greenfield declaró que su delegación estaba trabajando en un acuerdo sobre los rehenes. Aunque sigue habiendo diferencias, los elementos clave están sobre la mesa, por lo que, si se llegara a un acuerdo, significaría una paz duradera.

"A veces la diplomacia difícil lleva más tiempo del que cualquiera de nosotros desearía", declaró. "Cualquier medida que tome este Consejo debe ayudar, no entorpecer, estas delicadas negociaciones en curso".

En su opinión, el texto presentado por Argelia no aportaba una paz duradera, sino que prolongaba el cautiverio de los rehenes y la crisis humanitaria.

"En un momento en el que muchas partes están inmersas en delicadas negociaciones, no es el momento para esta resolución, que pone en peligro estos esfuerzos", dijo, añadiendo que muchas de las enmiendas sugeridas por su delegación habían sido ignoradas.

Por ello, Estados Unidos propone una resolución separada que trabaje por un alto el fuego temporal basado en la fórmula de que todos los rehenes sean liberados. Es hora de que este Consejo condene a Hamás", afirmó.

De aprobarse el proyecto de resolución estadounidense, sería la primera vez que el Consejo de Seguridad condena a Hamás. El borrador también reitera la visión de una solución de dos Estados, Israel y Palestina, señaló Thomas-Greenfield.

"Nos encontramos en un momento crítico y crucial", afirmó, aludiendo a la persistencia del sufrimiento y al aumento de las necesidades humanitarias. "Comprometámonos a hacerlo de la manera adecuada, en el momento adecuado".

Rusia: Estados Unidos da a Israel "licencia para matar”

El embajador ruso, Vassily Nebenzia, afirmó que Washington sigue dando a Israel "licencia para matar". Argelia organizó debates de buena fe para elaborar su proyecto de resolución, pero Estados Unidos lanzó un ultimátum, afirmando que el proyecto era peligroso porque obstruiría las conversaciones en curso.

De hecho, Washington sigue insistiendo en que el Consejo no interfiera en los planes estadounidenses, afirmó. Estados Unidos ha vetado proyectos de resolución similares en el pasado.

"Pedimos a los miembros del Consejo que se opongan a la anarquía de Washington", afirmó. "La opinión pública ya no perdonará la inacción del Consejo de Seguridad".

Palestina: Deplorables consecuencias de la inacción

Tras la votación, el embajador y observador permanente del Estado de Palestina afirmó que el proyecto de resolución liderado por Argelia se presentó ante el Consejo "precisamente" porque Israel persiste en su arremetida "a pesar de los llamamientos casi unánimes" de la comunidad internacional en favor de un alto el fuego.

Riyad H. Mansour recordó las medidas provisionales de la Corte Internacional de Justica que ordenan a Israel cesar todos los actos de genocidio, incitación al genocidio y garantizar el acceso humanitario al pueblo palestino, que se enfrenta "cada día" a la muerte, el hambre y repetidos desplazamientos forzosos en toda Gaza.

"Han pasado casi tres semanas desde la última vez que me dirigí al Consejo tras la orden del Tribunal, apelando a que se tomaran medidas para garantizar la aplicación de las medidas provisionales y asegurar un alto el fuego que protegiera al pueblo palestino y evitara más estragos en sus vidas por la embestida israelí", dijo.

"Pero, lamentablemente, nuestros llamamientos no han servido de nada", añadió, señalando que, desde ese día, el número de palestinos muertos ha aumentado de 26.000 a casi 30.000, con más de 69.000 heridos.

"Esto significa que, sólo en los últimos 20 días, Israel ha matado a casi 4.000 niños, mujeres y hombres palestinos más. Esta es una consecuencia deplorable de la inacción", declaró.

"Apelando al fin inmediato y completo de esta ocupación colonial ilegal y de este régimen de apartheid, causa fundamental de todos los males que sufre nuestro pueblo, incluida esta guerra genocida", añadió, señalando que la Corte Internacional de Justicia actuó con rapidez tanto en el caso presentado por Sudáfrica como en la petición de opinión consultiva de la Asamblea General.

Israel: Condenar a Hamás como Consejo

El embajador israelí afirmó que el Consejo se ha reunido en repetidas ocasiones sobre el mismo tema viciado: la exigencia de un alto el fuego.

Esta "bala de plata" sólo conseguiría la supervivencia de Hamás, dijo Gilad Erdan, y sería una "sentencia de muerte" para israelíes y gazatíes. Hamás seguirá derramando la sangre de inocentes. La Corte Internacional de Justicia rechazó acertadamente el intento de Sudáfrica de aplicar un alto el fuego.

Un alto el fuego es el epítome de un enfoque de "dar una patada a la lata" que no proporcionará más que inmunidad a los asesinos de bebés y a los violadores, permitiendo a Hamás reagruparse y rearmarse, afirmó.

Recordando las imágenes de una familia llevada a Gaza con vida como rehenes, preguntó por qué querría el Consejo dejarlos en el enclave. El proyecto de resolución, de haberse aprobado, habría garantizado que esta familia y más de 100 personas más permanecieran como rehenes.

El embajador Erdan dijo que ni una sola vez desde el 7 de octubre el Consejo ha condenado a Hamás.

"Condenen a Hamás como Consejo; háganlo por el bien de los rehenes", dijo el embajador Erdan.

Al mismo tiempo, "el tiempo corre" en relación con Líbano, dijo, recordando que un avión no tripulado de Hezbolá fue derribado en las profundidades de Israel. Casi 100.000 residentes israelíes en el norte han sido desplazados, con la ayuda de Irán. Los hutíes atacan sin tregua los barcos en el Mar Rojo, y la "agresión terrorista" en toda la región debe cesar, argumentó.