Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

Nuevo lapsus de Joe Biden reaviva las dudas sobre su capacidad para el cargo

Internacional

Viernes, 9 de Febrero de 2024 - 12:58 h

Minutos después de defender el buen estado de su memoria tras ser puesto en duda en un informe del Departamento de Justicia, el presidente estadounidense Joe Biden cometió otro desliz público y confundió a los presidentes de México y Egipto.

Durante unas declaraciones en directo desde la Casa Blanca realizadas la noche del 8 de febrero, el presidente de Estados Unidos se esmeró en defender el buen estado de su memoria después de que la pusiera en duda un informe sobre la retención de documentos clasificados en su casa de Delaware, informa la agencia oficial de noticias rusa Sputnik.

"Mi memoria está bien, mira lo que he hecho desde que me convertí en presidente", respondió a los cuestionamientos de algunos de los periodistas que cubrían su conferencia de prensa, citando el informe judicial, que tildó su memoria como "significativamente limitada".

Sin embargo, unos minutos después, Biden cometido un error al confundir al presidente de Egipto, Abdelfatá Sisi, con el de México, Andrés Manuel López Obrador, al hablar del paso de ayuda humanitaria para la Franja de Gaza a través del país africano.

"Como saben, el presidente de México, Al Sisi, no quiso abrir la puerta para permitir la entrada de ayuda humanitaria [a Gaza]. Yo hablé con él y lo convencí de abrir las puertas", expresó Biden

El informe, continúa informando Sputnik, citado por los periodistas que cuestionaron al mandatario de Estados Unidos alude en diferentes ocasiones a la memoria del presidente Biden, la cual, dijo, fue "significativamente limitada" durante entrevistas con un escritor que escribía sus memorias y con la oficina del fiscal especial.

"La memoria del Sr. Biden estaba significativamente limitada, tanto durante sus entrevistas grabadas con el escritor en 2017, y en su entrevista con nuestra oficina en 2023", establece el informe.

El documento también destaca que un posible juicio contra el presidente podría no ser de mucha utilidad, pues el primer mandatario se presentaría como un hombre mayor y bien intencionado pero con mala memoria.