Editorial

Así no llegamos a un verano "medio normal"

Solo ha hecho falta que algunas comunidades autónomas levanten la voz para que el Ministerio de Sanidad vuelva a cambiar de criterio sobre las medidas sanitarias que se deben imponer para mantener los contagios por COVID bajo control durante el verano. Y luego se sorprenden por la desconfianza que siembra entre los ciudadanos la gestión que las administraciones públicas están haciendo de la actual pandemia.

Porque las autonomías rebeldes, entre las que se encuentra Andalucía, se equivocan. Plantear de nuevo el problema bajo la excluyente dicotomía entre enfermedad o ruina económica ya nos causó el pasado verano un montón de miles de muertos. Y son los datos los que apoyan esta opinión; en nuestra autonomía, en Andalucía, siguen aumentando los casos a pesar de que también son cada día más los vacunados. No debemos olvidar que, dentro de lo poco que saben nuestros científicos sobre las vacunas, ni tan siquiera han informado con claridad sobre si los ya inmunizados pueden reinfectarse o contagiar a terceros.

Para los que estamos en Marbella, el incremento de contagios, del que no parece querer hablar el Ayuntamiento, es alarmante: Si el pasado 28 de mayo teníamos un índice de 115,2 contagios por 100.000 habitantes, a día de hoy, 9 de junio, está en 199,8 contagios.

Una progresión nada alentadora que, de seguir así, acabará con las posibilidades que pueda haber por tener un verano “medio normal” con una recuperación del turismo que también lo sea.

Teniendo en cuenta estos números, al menos desde una visión municipal reduccionista, lo de que se abran cielos y fronteras, se aumenten aforos en locales públicos tanto en exteriores como en interiores, y que hasta desde el Gobierno central se plantee lo de quitarnos las mascarillas en exteriores, no resulta ni tan siquiera suicida, sencillamente es una estupidez.

Con la actual progresión, llegaremos a julio con poco menos de 500 contagios por cada 100.000 habitantes -con suerte-, lo que nos excluirá de la posibilidad de ese verano “medio normal” que nos estamos cargando antes de que empiece.

Existe a nivel nacional una relajación de las administraciones públicas en el control de la pandemia que ya ha empezado a pasarnos factura.

Y los que vivan aquí, en Marbella, pueden pasarse cualquier tarde/noche por el Puerto Deportivo o por Puerto Banús para asistir en primera persona a la "hora feliz" del coronavirus.


Valora este artículo
(2 votos)
Más en esta sección de Editorial

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.