Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content
Por Fin

El Consejo de Gobierno autoriza la subvención de 4,37 millones para el Museo Picasso de Málaga

Cultura y espectáculos

Martes, 25 de Junio de 2024

La partida anual de la Junta de Andalucía garantiza la actividad y los gastos de funcionamiento de la pinacoteca malagueña.

El Consejo de Gobierno ha autorizado la subvención correspondiente al ejercicio 2024 de 4.378.557 euros para la 'Fundación Museo Picasso Málaga. Legado Paul, Christine y Bernard Ruiz-Picasso', institución que tiene como finalidad la conservación, la exhibición y la difusión de la vida y la obra del genio malagueño desde su ciudad natal.

El Museo Picasso Málaga abrió sus puertas el 27 de octubre de 2003, respondiendo así al deseo del artista de que su obra estuviera presente en la ciudad en la que nació en 1881. La creación del Museo Picasso Málaga se debe a la voluntad compartida de Christine y de Bernard Ruiz-Picasso, nuera y nieto del artista, cuyas donaciones constituyen el núcleo de sus fondos de arte, así como de la Junta de Andalucía, que desde 1996 fue articulando un gran proyecto con la finalidad de la creación de un centro museístico consagrado al artista que, incrementando la oferta cultural de Andalucía, se convirtiera a la vez en generador de recursos económicos en su área de influencia.

La colección permanente está compuesta por 233 obras y otras 169 cedidas en comodato por la Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte, que incluyen óleos, esculturas, dibujos, cerámicas y grabados fechados entre 1894 y 1972. La pinacoteca malagueña tiene su sede en el Palacio de Buenavista, edificio renacentista construido en las primeras décadas del siglo XVI.

La selección del museo aborda temáticamente los aspectos relevantes del legado de Picasso: su relación con Málaga, la versatilidad de su talento y la importancia en su pintura del círculo de personas íntimas y de lo cotidiano. De igual modo se refleja el protagonismo del artista en la creación del cubismo y su forma de mirar temas clásicos de la historia de la pintura, como el retrato, el bodegón y el paisaje.