Milton

1 de mayo

Les digo una cosa, cada vez que llega el primero de mayo, Día internacional del Trabajo, no puedo evitar emocionarme al rememorar los logros alcanzados a lo largo de la historia por la lucha obrera.

Para muchos esta fecha es solo una excusa para irse de puente. Los que no estuvieron en las barricadas jamás podrán entender lo que rememoramos cada 1 de mayo. A mí también me pasaba, pero lo he mirado en la Wikipedia.

De no haber sido por todos esos años de lucha reivindicativa en defensa de los derechos inalienables del proletariado, hoy no disfrutaríamos de ese amplio elenco de contratos laborales que nos permite trabajar en régimen de semiesclavitud ganando una miseria. Ni se le podría ofrecer a la gente la oportunidad de cobrar media jornada y currar una y media.

Y qué me dicen de la juventud. Ha sido la lucha de clases la que hoy permite a los jóvenes trabajar por sueldos ridículos que les impiden abandonar las casas de sus padres, lo que fomenta la vida familiar, que es muy bonita. También han sido los logros históricos de proletariado los que han facilitado que nuestros universitarios, tras acabar la carrera, el doctorado y el master, se vayan a Europa a trabajar de camareros o de canguros.

Inenarrables los logros en beneficio también de la tercera edad, a los que la incertidumbre de no saber si van a cobrar sus pensiones les anima a mantenerse activos.  ¿No hemos dicho siempre que los jubilados se aburren porque no tienen nada que hacer? Pues ahora ya pueden dedicarse a manifestarse contra el Gobierno y reincorporarse al más nacional de los deportes nacionales, que no es el fútbol, sino la congoja por la incertidumbre del qué pasará mañana.

Todo eso manteniendo el derecho a los 15 minutos a media mañana para el bocata de mortadela. Que se dice pronto.


Valora este artículo
(2 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.