Milton

Piensen en los chanquetes

Me estoy planteando seriamente lo de mudarme de barrio y abandonar la Golden Mile. A veces, tanto lujo, sofisticación y derroche, tanta gente guapa, rica y feliz, tanta mamá de buen ver en Porsche Cayenne, pueden confundir y hacerte olvidar quien eres realmente.

Y esta profunda reflexión viene al caso porque, estando el otro día en uno de los sitios pijos de la zona, de esos de cañas a 3 euros en los que solo hay valkirias de importación con morritos colagenados y larga melena rubia que les cae descuidadamente sobre las prótesis de silicona, llegó el camarero y, para limpiar la mesa, pasó un aspirador de mano.

Ante aquella abominación no tuve más remedio que obligar al empleado a arrodillarse y, poniendo mi mano de derecha sobre su frente, ordené a las fuerzas del mal que abandonasen ese cuerpo inocente permitiéndole que volviera a la luz y recuperar la fe en la Vileda pringosa.

Porque a veces eso es lo malo de la Golden, que con tanta suntuosidad, los débiles de carácter se pierden y olvidan lo que es importante.

Aunque muchos no lo consideren preocupante, como no hagamos algo para conservar la esencia de nuestra civilización, un verano de estos, cuando vayan al chiringuito, encontrarán que ya no hay manteles de papel, ni sillas de plástico de Cruzcampo, los camareros no llevarán camiseta, chanclas y pantalones cortos, te tratarán de usted y las coquinas se comerán con cubierto. No quedarán señoronas de Madrid regateando con el senegalés el precio del bolso falsificado y es posible que hasta el arroz de la paella no esté pasado.

A aquellos que piensen que exagero quiero preguntarles algo: ¿creen que los chanquetes eran conscientes de su extinción y de que serían sustituidos por replicantes fabricados por los chinos, como en Blade Runner? Más aún, ¿son los chanquetes replicantes conscientes de sí mismos?

Ahí les dejo esas preguntas para que mediten sobre ellas.


Valora este artículo
(2 votos)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.