Milton

El mensaje, pero de verdad

Les digo una cosa, si yo fuera el rey y me tocara dar esta noche el mensaje ese de Navidad, lo haría de otra forma: le diría a la gente la verdad. Desde el corazón y con sutileza, pero toda la verdad.

Primero empezaría en plan bromilla, llamando la atención del público diciendo aquel famoso “¡españoles!” de don Francisco, para romper el hielo, ya saben. A ver cuántas crisis de ansiedad provoco.

Después me pondría con los más pequeños a explicarles que Papá Noel no existe y que, aunque existiera, jamás podría volar con su trineo desde Laponia hasta aquí. Desde luego, mira que creerse que un trineo tirado por renos puede volar, hace falta ser tontoelhaba.

Y eso sin hablarles de los Reyes magos. Ya ves tú, con esas barbas, los turbantes, viniendo de Oriente Medio y con menos papeles que un burro robao. Y, encima, cargados de “regalitos”. Esos no llegan aquí ni aunque los aduaneros europeos fueran de la ONCE.

La verdad niños -aquí daría un tono de solemnidad al mensaje- es que los únicos Magos que traen regalos y que son de verdad son El Corte Inglés, La Cañada y Amazon.

Tras traumatizar y sembrar la desesperanza entre todos los niños del país, me dirigiría a los jóvenes, a los que animaría a bajarse ilegalmente de internet Ben Hur y la serie aquella de Kunta Kinte, para que vayan decidiendo el tipo de contrato laboral que quieren una vez que terminen la carrera y el master.

A los más adultos les recomendaría seguir jugando a la lotería de Navidad, porque dentro de poco será más probable que les toque el Gordo que cobrar la pensión. Aunque también les recordaría la parte positiva: que vivimos en un país donde impera la igualdad, la justicia y la libertad. Y aunque es verdad que son pocos los que pueden pagar el pack democrático, el resto podemos mirar.

¡Ah! y que sepan todos que a Messi no lo fabricaron en Ikea y que Puigdemont no ha firmado por El Almendro y no volverá a casa por Navidad. Esa es la verdad.


Valora este artículo
(2 votos)

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.