Milton

La verdad sobre el cambio climático

He visto en estos últimos días la enorme preocupación que hay en gran parte de la Humanidad con esto del cambio climático y con la conservación del medio ambiente, aunque les digo una gran verdad, la mayor parte de esos activistas ecológicos están combatiendo al enemigo equivocado.

Porque se creen que las compañías petroleras, el carbón y las nucleares son culpables en gran medida del cambio climático, sin embargo son las petroleras las que permiten que podamos comprar gasolina a precios inmorales para pasear con un buga que no podemos pagar ante valkirias que tampoco podemos pagar. Y así, en ocasiones, lo del haiga molón las confunde fugazmente y, por unos instantes, ellas se convencen de que no es un Seat León amarillo con alerón macarra conducido por “el Pelúo” o “el Matías”, sino el Aston Martin de Bond, James Bond.

Las petroleras han sido siempre injustamente tratadas, son fabricantes de sueños, cruzados de la igualdad que nos dan a todos los pringados del mundo una breve oportunidad de ser quienes no somos. Y eso es bonito, y muy democrático.

¿Y qué me dicen del carbón? Sin duda el combustible al que más tienen que agradecer los cardiólogos, pues es este mineral el que permite hacer todas esas barbacoas grasientas que terminan con la gente en la unidad coronaria del Costa del Sol.

Si los ecologistas se pararan a pensarlo, se darían cuenta del injusto trato que le dan al carbón. Sin el carbón no habría existido el Titanic y no se habría hecho la película, ni la canción cursi de Celine Dion, y probablemente Leonardo Di Caprio sería hoy pizzero en La Fontanilla o algo así. Una tragedia.

La historia no está siendo más justa con lo nuclear, que es sin duda la energía más limpia de todas porque, como se te vaya la mano con la temperatura del reactor, lo limpia todo. Fíjense en los sobrecitos esos de blanco nuclear, brutales, que una vez le eché uno a la paella y los mejillones empezaron a ladrar.

Es cierto que lo de la radiación le da a la gente un poco de repelús, pero es solo por falta de conocimiento. Hay mucha leyenda urbana acerca de sus efectos nocivos sobre la salud, pero lo cierto es que casi todos los superhéroes de Marvel lo son por haber quedado accidentalmente expuestos a una dosis masiva de radiación. Imagínense qué pasaría si uno se tropieza y se cae en una cuba llena de Viagra líquida, pues lo mismo. Bueno, lo mismo no, pero parecido, aunque con diferentes superpoderes.

En cuanto a eso de que el mar esté lleno de plásticos, pa mí que es cosa de los chinos, que tienen gente envolviendo el pescado en el fondo para que cuando lo capturen los pescadores ya vaya envuelto en su bolsita con su código de barras y todo. Si bien admito que esto es solo una hipótesis que carece de rigor científico.

En resumen, que en esto del medio ambiente no podemos frivolizar.


Valora este artículo
(1 Voto)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.