Milton

La madre de todos los derechos

Les digo una cosa, no hay que escandalizarse tanto por eso de que un partido político haya salido en defensa del inalienable derecho que tenemos todos los españoles a ir por la calle armados como Dios manda.

Bueno, en realidad creo que eso no lo mandó Dios, pero es normal que con tan solo siete días para crearlo todo, algunas cosas se le escaparan.

Lo cierto es que el derecho a ir armado es un poco la madre de todos los derechos y, si reflexionan sobre ello sin pasiones, se darán cuenta de que, además de tener una seria tara cerebral, están viendo limitado el ejercicio de muchas de sus facultades como ciudadanos.

Piensen que el derecho constitucional a moverse libremente por el territorio nacional, es mucho más fácil de poner en práctica si se le pide a alguien el coche a punta de pistola, e igual sucede con el no menos importante derecho a una vivienda digna. Sin ir fuertemente armado, a ver quién te va a dar las llaves de su villa en la Golden Mile, así por las buenas. Vamos, ni siendo guiri.

Imaginen igualmente lo cómodo que sería poder realizar tus operaciones bancarias con una recortada del 12 y pasamontañas, porque con eso de los cajeros automáticos se está perdiendo el trato humano.

Además, ir armados no solo permitiría terminar con el desempleo, sino que te facultaría para obligar a un tercero a trabajar en tu lugar de forma precaria y en régimen de esclavitud, y eso es muy cómodo y muy europeo. Piensen que la conflictividad laboral no se resolvería con huelgas en las calles molestando a la gente, sino en las trincheras, como en la Revolución de Octubre.

Es cierto que luego hay policías y jueces que ponen pegas al ejercicio armado de los derechos constitucionales; admitámoslo, aún queda un reducto del funcionariado en el que no ha calado la democracia.

Cuestión aparte, aunque no inconexa, es el hecho de que nadie ha tratado un tema importante: la munición, ¿la pagaría la Seguridad Social o se subvencionaría con fondos FEDER? Lo pregunto porque vale una pasta y habría que tenerlo en cuenta como punto programático de cara a las elecciones.


Valora este artículo
(0 votos)

Comentarios potenciados por CComment

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.