Milton

La experiencia de 2018

Los que empiezan el nuevo año con propósito de enmienda se equivocan. Lo que ahora consideran el cúmulo de errores cometidos en 2018 es, en realidad, un inestimable patrimonio de experiencia que les será muy útil para repetir durante 2019 las mismas estupideces, pero ahora con conocimiento de causa.

Fíjense como, de hecho, hasta existe ya un turismo experiencial, que consiste en volver al siguiente verano a comerse la paella cutre a 28 euros el plato, o en reservar de nuevo en ese alojamiento rural que recuerda a los barracones del Tercio Gran Capitán, y solo por 158,55 euros la noche, desayuno incluido por supuesto.

Pues los errores cometidos el año anterior son lo mismo: un torrente de conocimiento que te enseña aspectos tan esenciales en la vida como el de que el exhibicionismo no puede practicarse con zapatos de fino tafilete italiano con calcetines burdeos a juego con el forro de la gabardina Burberry pues, aunque elegante, impide huir de la Policía Local con suficiente celeridad, por lo que recomiendo calzado deportivo y el chándal, en plan como si fueras a descargar hachís en La Atunara.

También he aprendido en 2018 que no se debe pagar al banco con puntualidad porque, tras no haberlo hecho nunca, llegas un día con ánimo de agradar a ingresar para que no te devuelvan un recibo y le da la taquicardia al de la caja mientras el director de la sucursal intenta colgarse en su despacho al considerar que su vida ya no tiene sentido. Un susto.

Y, por supuesto, esencial el conocimiento adquirido el año anterior en materia de valkirias exuberantes, porque la sutil sugerencia para realizar actos guarrunos inenarrables que en 2018 terminó con esa guantá de salirte varios piños en plan “mariquita el último”, puede convertirse en 2019 en la fórmula del éxito cuando, con elegancia, le recuerdes a la interesada que, aunque haya pasado un año, gallina vieja hace buen caldo. Los románticos somos así.


Valora este artículo
(1 Voto)

Comentarios potenciados por CComment

Más en esta sección de Milton

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de "cookies"

En general, las cookies son archivos que se guardan en su navegador con diversos propósitos conteniendo parámetros y datos relativos a las webs que visita, pudiendo ser recuperados posteriormente por las mismas en el momento de volverlas a visitar.

Sietediasmarbella.com utiliza estas cookies asociando únicamente el navegador de un ordenador anónimo determinado y no proporcionan ni guardan por sí mismas ningún dato personal.

Sietediasmarbella.com no lee los archivos cookie creados por otros proveedores o sitios web y sólo almacena preferencias relacionadas, por ejemplo, con el navegador, visualización de la web o idioma seleccionado (en su caso), con el único propósito de facilitar la navegación a sus visitantes.

Para su información, el usuario siempre tiene la opción de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies en cada momento, e incluso para impedir el almacenamiento de cookies en su disco duro. Puede consultar la ayuda de la configuración de la privacidad de su navegador para saber cómo hacerlo.

Para utilizar sietediasmarbella.com, no es necesario que el usuario permita la instalación de las cookies, pero ciertas funciones y facilidades podrían no estar disponibles.